fbpx

Recibo muchas consultas con esta pregunta. ¿Cómo cocer la arcilla? ¿Puedo cocer en el horno de casa? ¿Se puede cocer en microondas?

Actualmente existen muchos productos en el mercado que, aunque incluyen la palabra arcilla, no se convierten en cerámica.

En este post te cuento la transformación de la arcilla en cerámica a través de la cocción y responderé a las preguntas de arriba.

De arcilla a cerámica

Para empezar, vamos a ver qué diferencias hay entre las palabras que normalmente se usan en este mundo del barro y luego veremos cómo cocer la arcilla.

El origen de la arcilla

La arcilla es una roca que se origina por la disgregación de las rocas feldespáticas. Por decirlo de forma resumida, tiene los materiales de un feldespato (óxidos de silicio y aluminio) más moléculas de agua.

Según el lugar en el que se encuentre el depósito hablamos de arcillas primarias o secundarias.

Si se forma en el mismo lugar en el que están los feldespatos, es una arcilla primaria. La más conocida de todas por su pureza y blancura es el caolín, ingrediente fundamental de la porcelana.

Si por el contrario, los materiales arcillosos se han desplazado por la acción de lluvias y arrastres fluviales, hablamos de arcillas secundarias. Estas arcillas tienen más impurezas y óxidos metálicos como el hierro, por lo que suelen ser más rojizas y plásticas.

Estados de la arcilla

Cuando se recoge del campo (o de las canteras) la arcilla es un material duro y seco. En la industria cerámica se depura y mezcla con agua para vender en pellas o pastillas listas para usar.

En el taller la trabajamos en húmedo, que es cuando podemos modelarla y darle forma. Después la dejamos secar y pasa por la dureza de cuero, estado en el que mantiene la forma pero aún no ha perdido toda la humedad. El siguiente estado es seco. Aquí es cuando la arcilla es más frágil y cualquier golpe puede estropear nuestra pieza. y de aquí pasa al horno…a la transformación.

¿Cómo cocer la arcilla?

En horno eléctrico, de gas o de leña el proceso de cocción es el mismo. Necesitamos hacer una curva de temperatura en la que establecemos al menos tres fases:

  • De temperatura ambiente a 600º: es la primera subida y debe hacerse lenta y gradualmente para que las piezas no sufran. En esta fase pasamos por el punto crítico de 450º a 550º en el que se producen los cambios físico químicos en el óxido de silicio y se elimina el agua química. Aquí ya no hay vuelta atrás, ya no es arcilla, es otro material al que llamamos cerámica.
  • De 600º a 980º (en baja temperatura) en esta fase se puede ir más rápido y normalmente se programa libre, aprovechando toda la potencia del horno.
  • Meseta: si estamos cociendo piezas vidriadas se recomienda hacer un mantenimiento en la temperatura máxima. Si solo estamos bizcochando, no es necesaria la meseta.

A partir de aquí queda la bajada de la curva en la que el horno va perdiendo temperatura.

Cuando abrimos el horno el material que sacamos es cerámica, es decir, arcilla cocida. En este proceso hemos modificado química y físicamente el material y ya no es esa pasta modelable. Ahora es un material duro y resistente, con cierta porosidad pero que ya no se reblandece al contacto con el agua.

¿Puedo cocer arcilla en el horno de casa?

La respuesta es no. El horno de casa no está preparado para alcanzar los 980º a los que cocemos la arcilla de baja ni mucho menos los 1260º del gres. Además, tampoco tiene salida de gases...y durante el proceso de cocción se libera monóxido de carbono entre otros gases. Este es un gas nocivo y hay que tener una maquinaria apropiada para su correcta emisión.

De hecho, las arcillas poliméricas (el conocido Fimo) también expulsan gases tóxicos y no se recomienda cocinar en el mismo horno en el que se cuecen las piezas.

¿Puedo cocer arcilla en microondas?

Pues aquí la cosa cambia…Existen unos minihornos de cerámica para microondas que alcanzan aproximadamente los 700º. Es una pequeña cámara de cocción en la que se mete la pieza. Este hornito se introduce en el microondas y podemos establecer una curva acelerada. Igualmente, es tóxico y no se debe utilizar ese microondas para calentar alimentos. En el enlace puedes ver el producto.

Te comento que este tipo de hornitos se usan para termofusión de vidrio o para abalorios de cerámica, ya que con la poca capacidad y la escasa temperatura, las piezas no adquieren la resistencia necesaria.

Consideraciones finales

Como ves, para conseguir cerámica necesitamos someter a la arcilla a un proceso de cocción en un horno industrial. No podemos usar el horno de casa ni el microondas a no ser que hagamos pequeñas piezas tipo abalorios de bisutería.

Todos los materiales que el mercado ofrece como resinas, arcillas poliméricas, pastas de secado al aire o porcelana fría no producen cerámica. Son otro tipo de materiales aptos para manualidades pero que no tienen las cualidades de la cerámica. Eso no quiere decir que sean malos materiales, si no que deben emplearse para otros fines. Es especialmente importante el cuidado en piezas utilitarias o que vayan a estar en contacto con alimentos.

Si tienes dudas, puedes escribirme al WhatsApp, dejar tu comentario o contactar aquí.

También puedes seguir las novedades en Instagram

EnglishFrenchPortugueseSpanish
WhatsApp Contactame por WhatsApp