fbpx

Muchas personas se dan cuenta del inmenso poder terapéutico del arte y cada vez más se lanzan a incorporarlo en su vida con la finalidad de mejorar su estado emocional. En mi caso, llegué al collage en la adolescencia, después de años de acumular recortes. Para mí fue un proceso natural, hoy lo enseño a mis alumnos y quiero compartir contigo mi experiencia.

¿Cómo puede ayudarme el arte?

El arte es fundamentalmente un medio de expresión. Cada persona puede descubrir su medio ideal, ya sea pintando, modelando, dibujando o haciendo fotografías. Lo importante es que a través de esas técnicas dejamos salir parte de lo que somos, de nuestra particular manera de estar en el mundo y de contar lo que vemos.

El arteterapia recoge esa potencialidad expresiva de las artes para trabajarlas desde un punto de vista terapéutico, en el que la obra no es lo importante, sino que el objetivo es el autoconocimiento y la sanación.

¿Qué tiene de especial el collage?

El collage es una disciplina artística relativamente nueva. Cuentan que Picasso y Braque pasaron una temporada en Sorgues. Braque compró periódicos y comenzó a pegarlos a sus obras, a Picasso le encantó la idea. Muy pronto Juan Gris, los dadaistas, los futuristas y demás artistas de vanguardia lo divulgaron e hicieron de recortar y componer un sello de identidad. Para ellos tenía mucho que ver con conectar con el subconsciente…y para nosotros también y ahí radica su principal poder.

Collage realizado por la artista Inés Casas.

El collage en arteterapia es una de las técnicas más empleadas, ya que da muy buenos resultados. Que numerosos expertos la utilicen no es casualidad, te cuento sus puntos fuertes:

¿Cuáles son sus beneficios?

  • 1 Es una técnica muy asequible: al contrario que la escultura o el óleo, no necesitaremos materiales caros.
  • 2 Es ecológico: reciclaremos viejos papeles y les daremos nueva vida. Todo se aprovecha en el collage y no contamina.
  • 3 Trabajar en dos dimensiones facilita la apertura de las personas que no han realizado trabajos artísticos y mejora la creatividad.
  • 4 Las figuras ya están hechas, por lo que el miedo a no dibujar bien se elimina, con lo que desaparece la frustración.
  • 5 Podemos hacerlo en cualquier sitio, no necesitamos un taller con equipamiento específico.
  • 6 La parte automática de selección de imágenes conecta directamente con el subconsciente y es una forma sencilla de empezar a conocernos mejor.
  • 7 Es fácil componer escenas sin temor a no poder rectificar, ya que recortamos y probamos las combinaciones todas las veces que necesitemos antes de pegar.
  • 8 Es un ejercicio que funciona genial tanto a nivel individual como para trabajar en grupos o en parejas. Se pueden hacer collages colectivos en los que cada participante aporta algo al total que tienen resultados excelentes para las familias.
  • 9 Existen grandes artistas de esta técnica, por lo que buscar inspiración en otros artistas es muy sencillo. Ver el trabajo de los demás y dejarnos emocionar por ellos nos enseña a transmitir lo que sentimos usando recortes.
  • 10 Durante el proceso de elegir las imágenes y recortarlas trabajamos desde el mindfulness, dedicando atención plena a esos instantes, lo que nos permite relajarnos y empezar a conectar con nuestro cuerpo.

Conclusión

Como ves, experimentar el inmenso poder terapéutico del arte no tiene por qué ser difícil. Las técnicas que explico a mis alumnos son sencillas y accesibles y trabajamos creando nuestro propio ritmo. Si crees que el collage es para ti y que te ayudará a conectar con tus emociones visita nuestro taller collage y emociones. Si tienes alguna duda, puedes comentar este post o entrar en mi página para contactar. Gracias por leerme y hasta pronto…

EnglishFrenchPortugueseSpanish
WhatsApp Contactame por WhatsApp