fbpx

El torno de alfarero es la atracción de cualquier taller de cerámica ya que tiene algo especial. Cuando viajo siempre que puedo incluyo alguna alfarería en mi recorrido y me encanta ver a los artesanos en acción.

Aprovecho este post veraniego para recorrer un camino por la historia del torno de alfarero.

Orígenes del torno alfarero

El mecanismo del torno de alfarero es bastante sencillo, pues consiste en una rueda colocada en horizontal sobre un eje vertical que le permite girar. Los primeros ejemplos de rueda de alfarero se documentaron a inicios del siglo XX en las excavaciones arqueológicas realizadas en Mesopotamia y Egipto.

Modelar y crear con barro es una de las tecnologías más antiguas y recogidas incluso en la mitología. En Egipto, uno de los dioses primordiales que modela a los hombres con barro, es Jnum. Este evento de creación de la humanidad con barro se encuentra también en otras culturas.

Como se ve en las imágenes, los primeros útiles de alfarería serían estas ruedas sencillas sobre un eje, que sirven de soporte a la pella de barro para trabajarla.

Avanzados en el tiempo, en época fenicia se mejora tecnológicamente, cambiando las dimensiones. Pero cuando los alfareros alcanzan un grado altísimo de control tanto del torno como de las cocciones es en la Grecia clásica, Etruria y posteriormente en Roma.

El torno alfarero en la Edad Media y Moderna

Aunque en ocasiones pensamos que la Edad Media es un periodo oscuro y pobre en comparación con el Imperio Romano, la cerámica medieval, especialmente la islámica, alberga grandes tesoros.

En el mundo islámico se desarrollaron técnicas cerámicas como la cuerda seca y la loza dorada. Los alfares malagueños exportaban cerámicas por todo el Mediterráneo en el siglo XII, llegando incluso al norte de Europa. En el extremo oriental, las producciones de las ciudades integradas en la Ruta de la Seda, se nutrían de influencias y técnicas de la cerámica china y persa, creando piezas maravillosas.

Mientras que en Europa se vivía la Edad Media, en China, la dinastía Song (960-1279) realizaba grandes avances en la porcelana con cinco grandes alfares u hornos, del que destaca el Guan (Imperial).

En la Edad Moderna los talleres se fueron agrandando y aparecieron las Reales Fábricas de Manufacturas, como Alcora en España, o Sèvres en Francia, que se especializaron en lozas finas y porcelanas, cambiando el torno por las producciones a molde.

El torno de alfarero se moderniza…

El principal avance del el torno de alfarero ha sido pasar de ser una máquina movida por la fuerza humana a alimentarse de una fuente eléctrica. Hoy día siguen existiendo alfares en los que se mueve la rueda con el pie, pero la industrialización favoreció a aquellos talleres que cambiaron sus tornos por los eléctricos.

Actualmente hay muchos modelos en el mercado, desde los más profesionales a máquinas pensadas para desarrollar la alfarería como afición. Si te apetece probar, en La Escalera puedes venir a experimentar.

Te puede interesar…

EnglishFrenchPortugueseSpanish
WhatsApp Contactame por WhatsApp