fbpx

Este tiempo no lo vamos a olvidar

Estamos viviendo unas circunstancias excepcionales con la pandemia de COVID-19. Y lo estamos viviendo todos. A todos nos afecta el confinamiento, las personas que sufren la enfermedad, los esfuerzos que soportan los sanitarios y demás profesionales, las noticias que nos llegan de otros países…Este tiempo lo vamos a recordar por muchas cosas, nos va a dejar huella y todos recordaremos dónde estábamos y qué hicimos en estos días inciertos.

Los grandes acontecimientos de la historia han quedado inmortalizados en monumentos y obras de arte. Los pequeños acontecimientos, pero no por ello menos importantes, como la construcción de una casa, también tienen sus pequeños rituales. Este tiempo pasará a la historia y contribuirá a nuestras historias personales. Os propongo unir estas ideas y crear nuestro propio recuerdo, personal y único de cómo estamos viviendo este tiempo.

Mi experiencia como inspiración…

El verano pasado yo acababa de comprar la finca donde vivo (La Escalera), era un gran paso y suponía un cambio de vida. Había mucho que arreglar y la primera cosas que hice fue poner un suelo nuevo. En la obra trabajó un albañil fabuloso que había sido compañero de trabajo en las excavaciones arqueológicas y un día, ya casi cuando había terminado, se me ocurrió que podíamos hacer una cápsula del tiempo y enterrarla bajo el suelo nuevo.

Al fin y al cabo, yo estaba en un momento crucial de mi vida, apostando por un proyecto en el que el arte y un ritmo más lento iban a ser el centro. Por fin tenía mi casa taller, mi jardín y mi huerta y mis gatos disfrutaban de la libertad. Era algo que pedía ser inmortalizado. Pensé en los rituales de fundación. Estas cosas las hacían mucho en la Antigüedad y en arqueología se conocen como fosas fundacionales.

Consiste en poner una serie de objetos con los que te identifiques y que tengan relación con el momento que vives. Nosotros pusimos en una bolsita una moneda, una pequeña pieza de cerámica, mi tarjeta profesional, una estampita del Cristo del Amor y otras cosillas. Está debajo de las losas de mi dormitorio y me gusta imaginar que en el futuro alguien lo encuentra y conecta con nuestra historia. De este modo, recordando este episodio, se me ocurrió la actividad que os propongo.

¿Cómo hacer una cápsula del tiempo?

Mi propuesta es sencilla y más o menos es lo que comentaba líneas arriba, pero para La Cápsula de ESTE tiempo me gustaría darle un toque más artístico y enfocarlo a la vez desde el arteterapia y el bienestar emocional.

Me gustaría que buscásemos un tarro de cristal, un bote bonito, una caja que os guste o algún contenedor que de alguna forma sea especial. Si no tenemos, sería genial que reciclásemos algún tarro y lo decorásemos. Podemos dedicar un ratito a buscar por casa algo que nos sirva, porque este objeto va a acompañarnos en la cuarentena y tiene su importancia.

Durante todo el tiempo que dure el confinamiento, sin prisa, vamos a ir eligiendo objetos que guardar en ese contenedor.

Seguro que se os ocurren mil cosas, os hago una lista de las que se me pasan por la cabeza:

  • Una piedra bonita que cogiste en una excursión.
  • Una flor que te han regalado.
  • Una foto de esa persona a la que echas de menos.
  • Un dibujo de tu hijo/a.
  • Un lápiz.
  • Un anillo o alguna joya que te trae recuerdos.
  • Una cucharita de café.
  • Un poema.
  • Un juguete.
  • El cascabel del gato.
  • Un trocito de papel higiénico.
  • Algo que te has encontrado haciendo limpieza.
  • Un trozo de tela.
  • Una semilla.
  • Un amuleto.
  • Un papel con un mensaje.

Este último punto, el papel con mensaje, es muy importante para el enfoque del bienestar emocional, te cuento un poco más.

La parte terapéutica de la cápsula

Puedes profundizar un poco más en la actividad, pensando en conectar con tus sentimientos, si entre todas las cosas que guardas decides incluir un papel con mensaje.

Este mensaje puede ser corto o largo, puede ser una palabra que elijas para describir el día y guardar uno cada día, para ver cómo te has ido encontrando durante el proceso. Puede ser un post-it con algo que quieres hacer cuando todo esto termine…o una lista con todas las cosas que no te quieres perder. Cuando vuelva la normalidad vamos a tener una sensación de libertad tremenda y ganas de compartir, focaliza esas ganas y escribe.

Un poco de reflexión…

El confinamiento tiene cosas buenas y cosas malas, puedes incluir en tus mensajes reflexiones sobre este periodo. La escritura tiene un poder inmenso para conectarnos con nosotros mismos y sacar preocupaciones y esperanzas. Te animo a que incluyas estos pequeños textos como parte del proceso de tu cápsula. Leerlos en el futuro será también enriquecedor. Porque nos ha tocado vivir un tiempo difícil pero que podemos usar para crecer.

Conclusión

Estamos viviendo unas circunstancias excepcionales con la pandemia de COVID-19 pero podemos sacar cosas positivas. Creamos recuerdos juntos y aprendemos de nuestras experiencias. En el proceso nos vamos conociendo mejor y ganamos en resiliencia y positividad. Nos estamos enfrentando a situaciones nuevas y saldremos reforzados.

Te animo a que hagas tu cápsula de este tiempo y la subas a Instagram con el #lacapsuladeestetiempo, etiquétame @prehistoria-contemporánea y cuéntame tus avances. Me encantaría que entre todos creemos una memoria significativa desde el arte y quien sabe, quizá más adelante podamos organizar una quedada para mostrar nuestras cápsulas. Por ahora tenemos las redes, hagamos de ellas un espacio para la reflexión y el recuerdo.

EnglishFrenchPortugueseSpanish
WhatsApp Contactame por WhatsApp