fbpx

Esta semana he recibido varias consultas sobre los óxidos metálicos en cerámica, así que voy a dedicar este post a esbozar unas líneas básicas sobre el tema.

¿Qué son los óxidos metálicos?

Cuando nos adentramos en el mundo de la cerámica, pronto empiezan a aparecer palabras que nos suenan a química, a geología y a otras disciplinas. Trabajamos con la tierra y son sus elementos los que nos permiten crear, de modo que conocer estas materias primas un poquito más será de gran ayuda.

En la prehistoria, cuando se empieza a investigar qué materias funcionan y cuáles no, ya se identificaron los primeros óxidos metálicos. Pero, ¿Qué son?

Un óxido metálico es la combinación de oxígeno con un elemento que pertenece a la clasificación de los metales en la tabla periódica.

Tabla periódica: fuente: UDT.cl

¿Qué óxidos metálicos usamos como materiales cerámicos?

En cerámica, tanto para preparar engobes como vidriados de formulación, son muchos los óxidos metálicos que podemos emplear. Dividiré la clasificación según su uso en tres categorías: fundentes, opacificantes y colorantes.

Los óxidos metálicos que se usan como fundentes

Los fundentes son aquellos materiales que permiten rebajar el punto de fusión de la mezcla y conseguir que todos los componentes se fundan en la cocción y se integren para formar un vidriado.

Actúan como fundentes de baja temperatura los óxidos metálicos como el de plomo (PbO) y los metales alcalinos sodio (Na2O), potasio (K2O) y litio (Li2O). El boro es un metaloide, pero el óxido bórico también se usa como fundente(B2O3) de baja.

Para alta temperatura, siguiendo con los metales, son fundentes el óxido de calcio (Cao), el de bario (BaO), el de magnesio (MgO) y el de estroncio (SrO).

Estos metales, además de ser fundentes se usan porque aportan otras cualidades al vidriado, pero no voy a comentarlos aquí porque se introducen en forma de carbonatos.

Los óxidos metálicos que sirven para opacificar

Los opacificantes nos permiten eliminar la transparencia natural de los vidriados para obtener cubiertas opacas.

Siguiendo nuestra tabla periódica, encontramos el cinc, el titanio, el estaño y el zirconio.

El óxido de cinc (ZnO) y el bióxido de titanio (TiO2) se suelen emplear en alta temperatura, el óxido de circonio (ZrO2) se usa más en baja y el de estaño (SnO2) funciona bien en ambas dependiendo de los demás componentes.

Los óxidos metálicos que aportan color

Por último, quiero mencionar a los principales elementos que aportan color. Cuando hablamos de óxidos metálicos, este grupo de los colorantes es el primero que se nos viene a la mente, ya que son los más conocidos.

Además de ser los más conocidos, son los que se encuentran presentes en las cerámicas más antiguas, puesto que fueron los primeros materiales usados para decorar la superficie de las vasijas.

El óxido de hierro (FeO) y de cobre (CuO)se encuentran con facilidad en la naturaleza y son pigmentos muy apreciados. El óxido de manganeso (MnO), de cobalto (CoO) y de níquel (NiO) requieren más procesado, pero son igualmente importantes.

Dependerá mucho del tipo de fundente que usemos pero, en general:

  • El óxido de hierro da tonos rojizos y pardos.
  • El óxido de cobre da verdes y turquesas.
  • El óxido de cobalto azules.
  • El níquel verdes , azules y marrones.
  • El manganeso aporta colores pardos oscuros y violetas.

Hay muchos más óxidos colorantes, pero los veremos más adelante. Mientras, si te apetece, te dejo aquí un enlace para otra de mis entradas sobre el óxido de cromo.

¿Cómo se usan los óxidos metálicos?

La industria cerámica nos suministra estas y otras materias primas ya procesadas, envasadas y con sus fichas técnicas y de salud. En tu distribuidor de confianza puedes encargar cualquiera de estos materiales que te comento y empezar a crear tus fórmulas de engobes y vidriados.

Los óxidos se usan según su funcionalidad, por eso he separado las categorías, y cada fórmula llevará una cantidad atendiendo a ese criterio. Puedes formular con el método Seger o probar cosas más sencillas.

Para empezar te recomiendo que sigas estas sencillas reglas:

  • El fundente puede ser desde el 50% al 100% de la base de un vidriado.
  • El opacificante no debe superar el 20%.
  • Los colorantes varían mucho según su capacidad de teñir por lo que hay que probar gradaciones. El cobalto es el que más tiñe y se emplea en porcentajes inferiores al 1%, mientras que algunas fórmulas como las de tenmoku pueden contener hasta un 15 % de óxido de hierro.

Conclusión

Los óxidos metálicos son materiales que cumplen distintas funcionalidades en la cerámica. Pueden ser fundentes, opacificantes y colorantes. Debemos conocer la materia para saber qué acción realiza en nuestras fórmulas de vidriados y engobes.

Si te surge alguna duda, puedes escribirme o dejar tu comentario. ¡Muchas gracias por leer mi blog!

Te puede interesar si quieres profundizar más…

EnglishFrenchPortugueseSpanish
WhatsApp Contactame por WhatsApp