fbpx

Una de las partes más interesantes de mi trabajo como ceramista es mezclar materiales para crear vidriados cerámicos. Actualmente existen numerosas materias primas a nuestro alcance para poder desarrollar una investigación de materiales personal. Los vidriados se componen de distintos materiales y saber cómo funcionan es fundamental para avanzar en cerámica.

En mi caso, meterme en el taller y convertirlo en un laboratorio me aporta un conocimiento cada vez mejor de los materiales de la cerámica y una vía amplísima de experimentación.

Hoy quiero presentar dos métodos que puedes usar para controlar el comportamiento de los materiales que usas al elaborar tus vidriados. El primero del que hablaré será la serie binaria y el segundo el modelo triaxial. No voy a entrar en muchas profundidades pero sí quiero definirlos y explicar cómo se usan. ¿Te animas a probarlos?

El método binario

Cuando tenemos una receta de un vidriado que nos gusta y queremos modificar uno de sus componentes de manera constante, podemos utilizar este método para ver los resultados de forma muy evidente.

Se trata de calcular el factor de cambio, por ejemplo, la cantidad de colorante que vamos a añadir a cada muestra para hacer un degradado. Para la serie binaria elegiremos una fórmula y un número de muestras en las que probar las variaciones constantes del elemento. Si queremos un azul opaco podemos hacer siete plaquitas y establecer que el rango de la variación será entre 0% y 0,6%, por lo que tendremos que calcular según la siguiente fórmula:

Valor máximo-valor mínimo entre número de muestras-1. Es decir, para nuestro caso sería: 0,6-0: 6=0,1%

Con este resultado a la primera muestra le añadiremos 0%, a la segunda 0,1%, a la tercera 0,2%, a la cuarta 0,3%, a la quinta 0,4%, a la sexta 0,5 % y a la séptima 0,6%. La base será la misma y la cantidad de base se calcula estableciendo la unidad mínima necesaria por muestra y multiplicando por 7. Si se hace con el método volumétrico, prepararemos la barbotina y repartiremos entre las siete muestras, para evitar tantas pesadas.

El sistema triaxial

Pero si en vez de una modificación, queremos ver cómo funcionan tres componentes de un vidriado, el mejor sistema es el método triaxial.

Diagrama triaxial. Fuente. Wikipedia
Ejemplo de uso para vidriados. Fuente: Pinterest.

¿Cómo se usa el triaxial?

La forma triangular nos permite poner en cada vértice del triángulo un elemento de nuestra receta. Son los denominados A, B y C de la segunda imagen y en cada vértice el porcentaje de ese elemento será el 100%.

Cada lado del triángulo se divide en porcentajes iguales. Por ejemplo 25% como el del ejemplo. Así, cada vez que nos desplazamos por las casillas, los porcentajes de los elementos que lo componen van variando de forma estable. En la imagen inferior vemos cómo leer las cantidades. descendiendo desde A a B, disminuye la cantidad de B. Ascendiendo de C a A, aumenta la cantidad de A. En cada lado sólo hay dos componentes jugando y en el centro ya se mezclan los tres, según los porcentajes que hayamos establecido.

Ejemplo de cómo leer un triaxial. Susan Peterson (1992:314)

Conclusión

Como ves, hay varios sistemas para determinar la cantidad de cada material que vamos a introducir en una receta y poder comprobar con un método el comportamiento de ellos en la cocción. Cuando lo preparemos, es importante numerar bien las muestras, apuntando correctamente los porcentajes de cada material y la posición que va a ocupar en el diagrama para poder ordenarlas después de la cocción.

Diseñar un método de análisis te permite tener claro qué dudas tienes y qué quieres probar. No se trata de mezclar por mezclar, si no aplicar nuestro conocimiento y nuestro criterio a las necesidades que nos van surgiendo. Con un sistema de este tipo, podremos repetir los resultados y comprender qué material es responsable de cada efecto. Sabremos qué poner y en qué cantidad y nuestras recetas aumentarán en calidad y nosotros en manejo.

Al principio estos métodos pueden parecer liosos, pero sólo hay que sentarse un poquito, decidir qué queremos y plantear cómo lo podemos conseguir. Actualmente estoy preparando varias investigaciones ayudándome de estos métodos y estoy muy contenta. ¡Espero poder compartir pronto buenos resultados!

Como siempre, escríbeme si tienes alguna duda o comentario y muchas gracias por leer mi blog.

Quizá te pueda interesar

EnglishFrenchPortugueseSpanish
WhatsApp Contactame por WhatsApp