fbpx

Puedes ser ceramista por un día en el espacio creativo La Escalera. La cerámica es una disciplina artística que tiene muchos campos y muchas facetas, desconocidas muchas de ellas. Yo me hice ceramista hace ya diez años y he pasado por muchas fases, trabajando el barro con diferentes enfoques y objetivos. En este post te voy a contar cómo he sintetizado todo ello para ofrecer una experiencia artística nueva que permite a los participantes sentirse ceramistas por un día.

¿Qué hacemos los ceramistas?

Vasijas, esculturas, azulejos, tazas, piezas de joyería, cuadros… la lista puede seguir si entramos en más detalles. Los ceramistas hacemos muchas cosas, pero sobretodo una: conocer el barro y los procesos para trabajarlo.

Puede parecer una obviedad, pero nada más lejos. Como profesora de cerámica en mi taller, he aprendido que no hay que dar nada por obvio y que hay que explicarlo todo cuando se trata de acercarse a un material nuevo. Insisto siempre mucho: conocer el material con el que se trabaja permite extraer todo su potencial. Pero conocer los materiales requiere tiempo esfuerzo. Y en una tecnología como la cerámica en la que además trabajamos con reacciones tanto químicas como físicas, este conocimiento se hace más necesario todavía.

¿Como ha surgido esta idea?

ace tiempo que ofrezco en mi espacio creativo La Escalera, unas clases de iniciación a diversas técnicas artísticas, la mayoría relacionadas con el mundo del barro. En mi trayectoria he conocido a personas que se sienten muy atraídas por este modo de expresión artística y quieren probar un poco de todo. Como sabéis, las experiencias duran tres horas, por lo que resulta prácticamente imposible el todo, pero bastante asequible el probar gran variedad.

Con la idea de que las personas que quieren acercarse a la cerámica puedan tener la sensación que experimento yo todos los días en el taller, pensé que la mejor manera era hacer dos tipos de ejercicios de vasija o figura y una hora de técnicas decorativas. De este modo puedes crear desde cero tu pieza siguiendo unas técnicas sencillas de modelado y decorarla como más te guste.

En mi trabajo las fases son mucho más largas y llevan mucho más tiempo, pero en síntesis se puede lograr una sensación de creación con el barro en tan solo tres horas.

Las fases del proceso de crear una vasija

Una de las cosas que más llaman la atención al trabajar con barro es la maravillosa capacidad que tiene este material de trasformarse en nuestras manos en casi cualquier forma que seamos capaces de imaginar. Cuando tocamos la arcilla su tacto tan agradable y su textura banda y suave hacen instintivamente que movamos los dedos intentando darle forma. Coger una bola de arcilla y jugar a ver qué sale es una opción muy divertida, pero aquí te voy a explicar los pasos que sigo en la experiencia para que la sensación de ser un ceramista sea más veraz.

Lo primero que tendremos en cuenta es la idea. En estas clases acuerdo con los participantes personalmente los ejercicios que van a realizar para adaptar el contenido al nivel y a sus gustos.

Una vez que sabemos qué pieza vamos a hacer, un jarrón cilíndrico, por ejemplo, les explico la forma más sencilla de conseguir un buen acabado. Hay siempre más de una forma de conseguir un resultado, por lo que en este caso podríamos optar por trabajarlo con placa, con churros (método colombins) o en torno.

La primera hora de la experiencia la dedicamos a la creación de esta pieza. Si ha sido por placa, el segundo ejercicio será por churros, para poder ver más de una técnica.

La tercera hora se dedica al acabado. Como la pieza está húmeda, en este tipo de clase no trabajamos con vidriados. Usaremos un muestrario de texturas para elegir nuestra decoración y practicaremos las que más nos llamen la atención. El color lo pondrán los engobes y son las pinceladas los últimos toques con los que daremos personalidad a nuestra pieza.

Un paseo por las técnicas básicas de la cerámica

Como ves, en tres horas se parte del diseño al trabajo manual de construcción y modelado, se aprenden pegados y uniones, técnicas decorativas y aplicación del color.

La cerámica es una disciplina muy abierta, se pueden hacer muchas cosas y no hacen falta conocimientos previos para experimentar. Lo único que necesitas es tener ganas y curiosidad. En el taller de La Escalera están todos los materiales, herramientas y medios para que disfrutes creando con barro. Además, durante este mes y el siguiente venir en pareja tiene un descuento especial. Una experiencia artística se puede disfrutar el doble si la compartes con tu amiga, algún familiar o tu pareja.

EnglishFrenchPortugueseSpanish
WhatsApp Contactame por WhatsApp