fbpx

Las emociones nos ayudan a sobrevivir pero hay que saber gestionarlas. Hay numerosos estudios sobre este tema y en general podemos decir que las emociones básicas son seis: miedo, ira, tristeza, asco, alegría y sorpresa. Las secundarias o complejas son muchísimas más, pero en este artículo vamos a tratar las principales y a hacer hincapié en nuestra relación con ellas.

¿Qué son las emociones?

Todos las hemos sentido pero en ocasiones cuesta trabajo definirlas. Una emoción es la respuesta subjetiva que da una persona ante un estímulo externo. Está relacionada con el estado anímico, pero éste es de mayor duración. Las emociones básicas, como respuestas de nuestro cuerpo que van acompañadas de fenómenos fisiológicos (sudoración, aumento del ritmo cardíaco, etc.) son herramientas que tenemos para enfrentarnos al mundo y sobrevivir. Las emociones secundarias o más complejas tienen en ocasiones carácter cultural, es decir, varían según el país y la cultura de la que hablemos, pero cumplen la misma función: relacionarnos con la realidad. A continuación podemos verlas de forma gráfica gracias a la siguiente ilustración:

Rueda de las emociones de Robert Pultchik

¿Cómo puedo identificarlas?

Todos los días tenemos oportunidad de entrar en contacto con nuestras emociones. Por ejemplo, cuando vemos algo que nos resulta desagradable experimentamos cierta repulsión fijada en el estómago y la garganta: el asco está actuando. La tristeza se caracteriza por una sensación de abatimiento, la ira por una tensión fuerte que suele relacionarse con la frustración, el miedo aparece cuando nos sentimos amenazados por algo y nos preocupamos por nuestra propia seguridad y la sorpresa es la reacción ante algo que no esperábamos o que resulta nuevo para nosotros.

Estas emociones básicas aparecen de forma rápida, ya que se originan en la amígdala y las traemos programadas, puesto que son innatas. Es por ello que controlarlas puede resultar frustrante. De hecho, no se trata de controlarlas o reprimirlas, ya que estas conductas nos pueden ocasionar problemas psicológicos a posterori , la idea es conocerlas y aceptarlas para poder reaccionar mejor cuando entren en acción.

¿Cómo puedo gestionar bien mis emociones?

La educación emocional es el pilar básico para tener un buen conocimiento de nuestras emociones y nuestra capacidad para recibirlas, aceptarlas y trabajar con ellas a nivel personal. Si las conocemos y somos capaces de identificarlas, seremos capaces también de comunicarlo a los demás y mejorar nuestras relaciones. Si nos sentimos más cómodos al entender lo que nos pasa y sabemos cómo reaccionar, mejoraremos nuestra resiliencia, es decir, nuestra forma de afrontar los estímulos negativos y recomponernos. Al conocernos más y verbalizar lo que estamos sintiendo, seremos más comunicativos y los conflictos y malos entendidos disminuirán en intensidad.

A modo de conclusión

Las emociones nos ayudan a sobrevivir pero hay que saber gestionarlas. El primer paso es aprender sobre ellas. Como recomendaciones básicas quiero deciros que leer sobre el tema ayuda mucho y actualmente hay numerosas publicaciones que nos lo ponen fácil y ameno. Os digo dos de mis libros preferidos. Uno de los más conocidos y reconocido entre psicólogos y terapeutas es el Emocionario. Se trata de una publicación divulgativa apta para niños y adultos e ideal para leer en familia. Para un nivel más complejo de lectura está Universo de Emociones, en el que se profundiza en la multiplicidad y en la inteligencia emocional.

Desde mi experiencia, el arte es una gran herramienta para conectar con nuestras emociones. Puedes leer más sobre este tema en una entrada anterior, en la que trataba del collage y la arteterapia. En el arte trabajamos con imágenes, formas y colores que tienen una gran vinculación emocional. Con el arte contamos cómo nos sentimos o cómo queremos sentirnos, lo que nos mantiene en contacto con nuestras emociones de un modo directo. Podemos mejorar así nuestro bienestar emocional trabajando desde una perspectiva en la que se conjugan el arte y la terapia. Si te interesa y quieres pasar a un nivel práctico, puedes preguntar por nuestros talleres. Para cualquier cuestión que te gustaría tratar, por favor, deja un comentario o escríbeme.

EnglishFrenchPortugueseSpanish
WhatsApp Contactame por WhatsApp